lunes, 19 de octubre de 2009

De “los tiempos” y las despedidas...

“…La vida y el tiempo me enseñaron
que el encuentro encierra despedidas…
M. Menapace


La vida me enseñó que el tiempo, y particularmente en determinadas situaciones, da cuenta una y otra vez, que es implacable, imparable, que pasó, que pasa… y hasta a veces pareciera que (nos) arrasa, que (nos) devasta...

La misma vida, es la que me permitió – permite - aprender que hay diversos tiempos, los hay de esos que marcan los calendarios, que determinan los relojes, que delinean los deberes, que establecen las normas, lo previsto…;
Y hay otros tiempos, quizás los esenciales para aprender, que son “esos tiempos” que dejan huellas…

Huellas de lo compartido, de lo aprendido, del camino transitado, de los encuentros que regala la vida, de las alegrías y también… del dolor de las despedidas…

Tiempo que pareciera “mucho” si de horas, días, meses se trata…pero que nunca es “suficiente” cuando de “despedir” amigos se trata…

Y es inevitable sentir el sabor amargo que conllevan las ausencias, los vacíos, las partidas… la melancolía que implican las despedidas…

…y la tristeza…esa sensación que se escapa a través de palabras… de silencios… de lágrimas… de miradas que se pierden en la búsqueda de hallazgos, de reencuentros, “de algo”...

Pero también es inevitable recordar…y al revivir cada momento compartido… sonreír, y no sólo sonreír, sino también agradecer por los aprendizajes, por las huellas, por el honor de haber compartido y “andar” el mismo trayecto, de hacer y ser parte del mismo camino…

Y en ello… reconocer lo eterno, lo invencible, lo poderoso, lo inmortal… esos lazos que nos unieron y unen, esos que hicieron del tiempo compartido un privilegio, esos que nos hicieron ser parte de lo que somos…


Ya pasó un año…

…Recién pasó un año…

Y se te extraña, querida amiga…
pero si es parte del honor de haber compartido... bien vale la pena.



*”Hay días…” en los que quizás “Causas y Azares” juegan (ponele) para que compartamos sensaciones similares o iguales…quién sabe…




12 comentarios:

ericram dijo...

"Cuando un amigo se va,
queda un tizón encendido
que no se puede apagar
ni con las aguas de un río".

Es así amiga, la vida nos pone a prueba permanentemente, y nos marca etapas que debemos superar cueste lo que cueste.
Agregar algo mas a tus sentidas palabras, sería redundante.
Un besote enorme.

Conta Dora dijo...

Me encantó lo que escribiste! Realmente expresa lo que se siente con las ausencias que duelen.

Besos!

El león marcado dijo...

.

"hay días"... que ya hacen de fábulas de hadas y leones.




(¿Sabés quién canta mañana?)

Gracias, también.

Ya no es tan lento el tiempo, aunque sí.

Gisela Ange dijo...

Amiga, qué lindas palabras, como siempre... :D

El tiempo avanza implacable, verdad? Pero aunque a veces parece que nos acribilla con su inevitable agenda, es una forma de marcarnos el ritmo para seguir caminando...

Dicen que el tiempo cura las heridas... quizás sólo debemos dejarlo hacer...

Te mando un besote grande!

Lolix dijo...

nunca alcanzan las palabras cuando de despedidas se trata.
Y claro que los amigos son irremplazables, ese agujerito ahí debe doler mucho. BESOS QUE NO CURAN PERO ALIVIAN

*GEORGINA* dijo...

"ay el tiempo"
"ay la despedida"
(ay es de "me duele")
abrazo hadita-
=)

SIL ♥ dijo...

ERIC: y sí, de eso se trata la vida también...pero a veces como cuesta superar algunas pruebas, ¿no?

Pero... vale la pena, si eso implica haber compartido tanto.

Es verdad son marcas, marcas que nos hacen ser lo que somos...

Gracias por estar siempre ahí, así es más fácil sobrellevar estos días.

Un abrazote amigo, y gracias por estar siempre :)

(ya estoy bien, son esos días nomás...GRACIAS)

-*-
CONTA: ¿Cómo va tanto tiempo?

Gracias, y uno escribe lo que se siente, y si además logra expresar lo que a otros les pasa o sienten, mejor aún, son las gratas sorpresas que regala el compartir, ¿no?.

Gracias y besotees.

SIL ♥ dijo...

LEÓN: y también "Hay días" que se llenan de instantes...

No, no sabia, ni supe hasta que la escuché...¡qué grande Silvina! jajaja.

Gracias y más gracias.

Besotes.

Pd: Me contaron que Un Sr. de traje, con pocas ganas de dialogar, dejó una queja en un centro cultural, exigiendo, que se prohiba la entrada, a gente que habla de Partidos Comunistas y marchas...ay esa gente...

Abrazote

-*-
GISE: siempre decís algo, que permite ver de manera diferente las cosas.

Es verdad, el tiempo también marca el ritmo para no dejar de avanzar...obliga al movimiento, a seguir, a andar...

Y sí, habrá que dejarlo que pase y haga lo suyo.

¡Gracias Gise!

Y vayamos organizando "El Palermo", dale?!

Besotes, abrazote y GRACIAS.

SIL ♥ dijo...

LOLIX: hoooolaaaaaaaaaaaaaaa, que alegría verte por acá de vuelta, se te extrañaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

Es verdad, las despedidas duelen, y las heridas tardan en curar, pero siempre los mimos alivian y sanan, gracias entonces, por los besos y la visita :)

Un SUPER abrazote.

Y gracias por pasar :)

-*-
FAROLITO: "Ay, la vida"... que tiene un poco de todo eso, de tiempo, de despedidas como también de hallazgos y encuentros...

Gracias por estar y por el abrazo.

Ya compartiremos los mates :)

¡Besote Georgi!

-*-
Gracias a todos por pasar y comentar, en estos días, espero poder postear, que tengan una linda semana, besoteess ♥

El león marcado dijo...

.


"a mí lo que me gusta de estos lugares es sacarme los zapatos" dijo uno... jeje

Alice dijo...

las despedidas son tremendas, dolorosas.. insufribles...

pero tienen escondida la promesa del reencuentro...

besos hadita!
se me vino esta cancion mirá
"Yo no sé si ha servido de algo o de nada
que haya habido pasado y que quede recuerdo.
Yo no sé si mañana pensaré lo que hoy vivo.
Érase que se era una vez"...

SIL ♥ dijo...

Jajaja, "los zapatos" ¿eso dijo?, ¿seguro? jajajajaja.

Un besote LEÓN, y una vez más ¡gracias! :)

-*-
ALI: si, duelen las despedidas, pero es parte del haber compartido y encontrarse en el camino, y sólo por eso, ya vale la pena...aunque cueste, claro.

Hermosa canción, hermosísima, y sí..."Érase que se era una vez"...

Gracias por estar, un abrazo enorme y ¡¡Felicitaciones!! ;-)

De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....