sábado, 26 de enero de 2013

4 días y 3 noches.



Dos días de sol, uno de lluvia y medio día de frío…

Tres libros leídos y dos nuevos de vuelta (Mi tan querido Galeano y el exquisito Saramago…).

Serenidad, inmensidad, magia…mar, mucho.


…Y paz, más y más.

…Y esa sensación de poder sentir, acariciar la libertad

(... Como si se pudiera bailar un valsecito con la libertad).


…Y una soledad tan acompañada de sí…tan plena, tan “llena”…


Orilla de huellas…huellas en la orilla.

Pasos, muchos. Camino andado y a andar…

Preguntas. Respuestas. Convicciones. Proyectos. Cambios. Ganas (más, nuevas, renovadas).

Pies descalzos en la arena.  Olas que vienen y  se van...



…La inmensidad del mar en los pies…



(…y a los pies)


(Y sigo sonriendo…)





De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....