martes, 26 de julio de 2011

Utópica y discreta

A veces es más utópica que discreta, otras es más discreta que utópica…

A veces se vuelve inmensa, otras es tan chiquitita que pasa inadvertida y se pierde  entre tanto monstruo,  dolor, desgano, injusticia.

Inquieta e incondicional como pocas; compañera imprescindible de caminantes.

Y, como buena imprescindible, no suele andar sola…para ser ella se abraza a ideas, ideales y convicciones. Sino no es más que una ilusión…y ella pretende ser mucho más que eso.

Y suele jugar a las escondidas y hay que descubrirla en las miradas, en las ganas, en los sueños, en los intentos de intentar…

Siempre está presente, sólo que hay que aprender a ver, a verla entre tanta calamidad y desastre.


Yo cada vez que la descubro, y suelo descubrirla con,  de y desde otros,  vuelvo a creer…porque otros tantos creen conmigo.


Y así ella  renace una y  otra  vez,  revive la convicción de que aun hay alternativas

Quizás para eso sirva la esperanza… para encontrar a esperanzados y convencidos de perseguir y alcanzar imposibles posibles




“Si asumes que no hay esperanza,  garantizas que no habrá esperanza.
Si asumes que hay un instinto hacia la libertad, que hay oportunidades para cambiar las cosas,
 entonces hay una posibilidad de que puedas contribuir para hacer un mundo mejor.
Esa es tu alternativa.
Noam Chomsky




4 comentarios:

El León Marcado dijo...

- Mirá esa polvaderada. Avanzan hombres y mujeres cantando y gritando. Llevan su puño en alto algunos, de tanto apretar la lucha puede ser. Llevan flores y frutos otros, de tanto sembrar, seguramente. Míralos: enormes y coloridos vestidos, mil instrumentos musicales. Observa bien: hay ancianos dando saltos y gritando proclamas. Brazos de muchos unen sus fuerzas. Pies de todos hacen camino. Míralos, levantando el polvo son la polvareda.

- Los veo. Es impresionante, es alentador... pero...¿has visto?, un niño pequeño camina tímidamente unos pasos delante de la multitud.

- No se necesita mucho más. Ese niño es la esperanza.

SIL ♥ dijo...

¿Qué más puedo agregar?

GRACIAS.

Gracias por leer, por comentar y sobretodo, por poder ver (y ayudarme a ver siempre) a ese niño pequeño caminando delante de la multitud...

Y en eso, andar el camino siempre tiene sentido...y más si nos encontramos en los mismos pasos...

Abrazoteeeeeee

·Geo·ligne· dijo...

*

No voy a decir demasiado (Porque no encontraría qué decir, o quizá si, pero no a la altura de...) Este bonito post.

Sólo diré que me gustó mucho.

(Hasta los comentarios)

Abrazos grande.
(Y esperanzado)

Habrá que creer...

SIL ♥ dijo...

Siempre son bienvenidas las palabras, Farolito.

Y si de altura se trata...en mi caso sabe que apenas supero el metro y medio jaja.

Y sí, de eso se trata, de creer una y otra vez.

Gracias por pasar, por leer y comentar.

Un abrazoteeee verde (pero de un verde lindo, no como la canción de Diego Torres jajaja).

De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....