martes, 16 de febrero de 2010

Como fantasmas…


Están por todos lados y en todas partes…

Generalmente asociados a cargos/puestos de poder y jerarquía...

No es difícil reconocerlos, transitan e irrumpen en los espacios “anunciando” su llegada… fiel a su “egocentrismo patológico”… sonríen superioridad…

Enuncian discursos en los que se presentan como generosos, humildes, bondadosos…sin embargo, cada una de sus acciones, responden a un solo propósito: sus necesidades e intereses…

Fácilmente se cae en sus hechizos, te hacen sentir “parte de ellos”, siempre y cuando, acuerdes y afirmes sus ideas, sus logros, sus saberes…no te atrevas a cuestionar…porque inmediatamente te vas a convertir en “blanco” de sus ataques y desgracias…


Son inteligentes, demasiado quizás…juegan con la manipulación, la culpa, el miedo…

Dueños de una habilidad maravillosa para responsabilizar de sus errores a cuanto sujeto los rodea… ellos son las “víctimas”…”el mundo” conspira en su contra… (en “su” mundo, claro…)

Construyen escenarios ficticios, y actúan en ellos el papel de “salvadores”, viven desde su mirada (distorsionada pero funcional) la realidad en las que ellos quieren vivir.

Con rasgos y características de personalidad psicótica, dañan, destruyen todo aquello/ aquel, que no conjuga con su lógica ilógica, y no sienten jamás culpa ni arrepentimiento…

Así son, viven, se reproducen y transitan los inmorales “ moralizadores”…

Implica riesgos salir de “su rebaño”, pero bien vale correrlos…


"..Si no fueran tan temibles
nos darían risa.
Si no fueran tan dañinos
nos darían lástima.
Porque como los fantasmas,
sin pausa y sin prisa,
no son nada si les quitas
la sábana..."
J.M. Serrat



jueves, 4 de febrero de 2010

Días como esos...



en los que el tiempo deja de ser aquello que marcan los relojes, para convertirse en un sinfin de eternos momentos, delimitados "únicamente", por el ritmo que dictan las ganas;

Días como esos… en los que la turbulencia deja de ser lo frecuente, para constituirse tan sólo en parámetro, que permita diferenciar a ésta, de “los tiempos de tregua”;

Días como esos... en los que la mejor melodía es la que hace sonar el viento, al jugar con las hojas de los árboles, el agua de los ríos, del mar…

Días como esos... en los que la armonía deja de ser el intento de equilibrio entre uno y el contexto, porque es el contexto mismo el que obliga a la armonía interna;

Días como esos... en los que bajo la sombra de un árbol, uno puede reconocerse como mínima partícula de esta inmensidad…y lejos de sentirse ínfimo, celebrar y hasta agradecer - si se quiere - porque así sea…

Días como esos… son los que me permiten reafirmar que mi lugar, no es aquel donde el paisaje deslumbra, hechiza, fascina… precisamente, sino en aquellos espacios, dónde todavía queda por descubrir “algo” de magia, una brecha, un margen, una posibilidad…(al menos eso creo/ siento por ahora);

Días como esos... son los que invitan a disfrutar de cada instante, que redescubren y resignifican lo cotidiano, lo esencial, lo puro…

Días que no son de “esos días” si con quiénes se comparten no son de las “buenas compañías”…

…porque son esos días justamente, los que permiten reafirmar que gracias a ellos, no hace falta querer ni necesitar vivir 100 años como dice aquella canción, alcanza con esos instantes para ser feliz y sentirse “vivido”…



Y de esos días vengo… con más motivos, ganas y fuerzas para seguir andando el camino…

…Porque para eso también valen los “tiempos de tregua”…¿no?



 

Ya pasaron...

☺ Gracias...

... por seguir compartiendo primaveras, y por intentar, a pesar de todo, y todos...florecer siempre ☺

RESPIRANDO PRIMAVERAS Copyright © 2009 Flower Garden is Designed by Ipietoon for Tadpole's Notez Flower Image by Dapino