viernes, 31 de diciembre de 2010

Se va, (casi) que se fue...

Otro diciembre que llega, arrasa, ahoga y se va… (y con él, un año más…)

Otro diciembre que reencuentra, que reinicia, que comparte, que abraza, que renueva y se va (y también se queda…)

Balances que sin buscarlos nos encuentran, responsabilidades que se hacen sentir y a veces pesan, deberes cumplidos, metas alcanzadas, proyectos pendientes, energías que se buscan, ganas que luchan por renovarse, convicciones que se sostienen y se rearfirman aun (o con más firmeza) en estos diciembres…

Un vaivén de sentires y aprendizajes…un transitar cargado de ”instantes”, “gentes” que hacen que la vida se resignifique y revalorice a diario…
…son esos otros que se vuelven imprescindibles, esencialmente, cuando el cansancio debilita el alma, cuando cuesta sostener el equilibrio, cuando parece que no queda nada, cuando se siente el monstruoso y desafiante diciembre...(como si se pudiera responsabilizar- culpar a un mes de algo…)

Y una frase que resuena fuertemente en estos días “hay que reinventarse cada día”…

Y quizás de eso se trata…de reinventar, de recrear; de rehacer, hacer, construir y deconstruir; de soñar, de buscar, de procurar lograr; de encontrar, de hallar, de intentar hasta concretar; de seguir, de recomenzar una y otra vez, de querer poder aun cuando se cree que no se puede; de aprender, de equivocarse y de aprehender… y fundamentalmente, de reconocerse con y desde el otro, con ese otro con quien uno des-cubre que diciembre es solo una circunstancia más del camino a andar…

Y entonces, solo entonces, uno se da cuenta que aun en las peores de las tormentas, en los dolores más dolorosos, en los pasos más duros, nada es tan así, si uno tiene la certeza de contar con alguien, cuando ni contar se puede…



Y entonces, solo entonces, diciembre pasa a ser la oportunidad para agradecer una vez más, a aquellos que hacen que la cotidianeidad se vuelva mágica y una celebración diaria.



Un diciembre entonces, que termina con la alegría y la satisfacción de haber compartido y andado el camino...un diciembre que pretende teñirse de esperanzadas certezas, que aun es posible

Un diciembre, que “reza” una y otra vez… ”Habrá que creer, en alguien o en algo... tal vez”.



(Y yo sigo creyendo...y con  convicciones, que son  algo más que fe...)

(Por por los otros, por nosotros, por mí...)

¡¡Feliz año nuevo ☺!!







6 comentarios:

·Geo·ligne· dijo...

..vos sos más lenda.

:)

(Habrá que creer).
..me guardo mi opinión sobre los diciembre.

Abrazo grande. Y felíz año.
No me voy sin repetir un GRACIAS. (Pero bueh, ya te dije todo lo que te tenía que decir..)

Muak.

Franco Doglioli dijo...

Querida Sil, mis mejores deseos, amiga para vos y tu gente en este 2011!

Gracias por tus palabras. Te mando un beso enorme.

Me encantó este post. Me encanta como escribís.

Fran.

CCDSY dijo...

Feliz Año Sil! ☺

SIL ♥ dijo...

FAROLITO: gracias a vos.

Y seguiremos creyendo, estando, compartiendo...

Se la quiere, muchísimo :)

Abrazotes.

-*-
FRANCO: que tengas un hermoso año y no te olvides que ya tenemos una deuda pendiente ;)

Gracias a vos por leer, por hacer tuyas las palabras, por entender más allá de las letras.

Un abrazo enormeeeee

-*-
CCDSY: muy feliz año para vos también, avisá cuando andes por estos pagos, así nos encontramos.

(Amerita compartir unas papas giseladas, ¿no? =P)

Abrazotes.

Franco Doglioli dijo...

Sil, gracias x esas palabras que comprenden y aportan tanto a lo que quiero expresar. Por eso pienso mucho en tu opinion futura cuando publico algo. Un besote!!!

SIL ♥ dijo...

Un placer compartir sus planteos, preguntas y reflexiones.

Besotes.

De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....