lunes, 3 de mayo de 2010

De soñadores que despiertan sueños…



“El hombre vino del mar.
Piel oscura, ojos pequeños,
las manos llenas de sombras,
las sombras llenas de sueños.”
J. M. Serrat


Hay quienes esperan sueños…hay otros, que se animan a salir a buscarlos… y hay también  unos tantos (o pocos quizás) que dan la vida en y por alcanzarlos…

Hay quiénes simplemente anhelan soñar, como también quienes con capacidad de soñar, ansían- desean creer en los sueños…

Hay quienes cuando hablan de sueños, lo hacen desde proyectos, ideales, utopías que permitan hacer – construir “realidades soñadas” en posibles,  practicables, factibles…

Hay quienes viven y reviven por esos sueños…son los que siguen resistiendo, insistiendo, recordando, haciendo… son de “los nuestros”…

Son quienes “sueñan despiertos”, porque saben los riesgos y la atención que implica avanzar hacia los sueños; porque saben de  dificultades y obstáculos que hay que afrontar y enfrentar en el “mientras tanto”; porque conocen de escenarios complejos y obstinados; porque sufrieron  luchas de poder que preponderaron los intereses personales por encima de los colectivos; porque resistieron a mecanismos perversos e inteligencias siniestras en función de objetivos nefastos; porque se atrevieron a descubrir a personas que se disfrazaban de seres auténticos, admirables, coherentes, responsables, leales, íntegros…


Son los soñadores que despiertan sueños…y despiertan a otros tantos

…Son los  que pelean, que no desisten sino que insisten, que emplean el cansancio como motor para seguir andando; que sufren, se indignan, se enojan y aun así, pensando en “esos otros” sostienen el ritmo, el paso, el movimiento…la lucha.

…Son aquellos que transitan por acá, por allá…y se vuelven pesadillas para algunos pero imprescindibles para otros…

Esos soñadores son los que siguen eligiendo estar del lado correcto a pesar de todo y todos, porque aun con la certeza de posibles  “derrotas”…siguen avanzando, porque saben (son sabios) que nunca una derrota es tal, si ha implicado la victoria de seguir el paso que dicta  la coherencia entre el decir, el pensar y el hacer

…y por ello, por los “otros”, por nosotros, por lo que es y por lo que vendrá, siempre vale la pena…



“Me preguntaba si aún habrían otros,
Como nosotros, como yo,
Aún resistiendo, aún sin rendirse,
Aún recordando, como yo, como yo”.
Ruben Blades







4 comentarios:

El León Marcado dijo...

Como no me va a salir hacerme el que no me di cuenta...

...y porque sería una idiotez hacerlo.

Gracias, amiga.

Algo sabés, muy a pesar de mi mismo.

Y yo sé que sos de esas. Y te hacés legión en madrugadas y café con leche.

Gracias, pedazo de infesta.

Tierras de Georgelott dijo...

"Hay hombres que luchan un dia y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, eso son los IMPRESINDIBLES."
Bertolt Brecht.

(admirables)

(a veces un poco de pesadilla también tienen, pero queribles, al fin y al cabo).

Beso & abrazo.

SIL ♥ dijo...

LEÓN: nada que agradecer, nada.

En todo caso, soy yo quién debe agradecer.

Gracias por permitirme saber al menos algo de a vos, aun "a pesar de vos".

Y qué bueno, porque ese "saber" para mí no es ningún pesar, sino por el contrario un privilegio y un honor poder compartir (incluso las úlceras)...

Por más cafés con leche, entonces.

Aaahh, qué lindas esas manifestaciones de afecto tan personalizadas jaja.

Abrazoteeeeee y gracias.

SIL ♥ dijo...

FAROLITO DE LAS TIERRAS DE GEORGELOTT: gracias por siempre leer, comentar, compartir.

Y cada cuál aporta lo suyo en la lucha cotidiana...¿no?

Ud. también, a su modo, hace y toma parte...y sobrevive...(Ud. entiende)

Más pesadillas que otra cosa jajaja.

Abrazoteeeeeeeeeeeeee

De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....