viernes, 30 de octubre de 2009

De vez en cuando la vida…



Ofrece razones y motivos, concreta posibilidades, propicia oportunidades y reafirma las convicciones, de que aún a pesar de
todo, algo puede hacerse…


“Se fueron pensando al menos, en que la educación podía servir para algo…¿es algo, no?”

“Estuve pensando…quiero terminar el secundario…para algo me va a servir… ¿no?”

“Nos aprobaron el proyecto, ahora si vamos a tener tornería, carpintería y herrería”

“Te estaba buscando…mi marido consiguió trabajo, ahora tenemos casa…tenemos un lugar dónde estar…a veces la vida algo dá…”

“Señuuuuu me quedo acá, no me llevan a la escuela de Ezeiza”


“Hoy me duele la panza… pero no de hambre como algunas noches, de la risa”


Y sí, quizás no es mucho, son cosas que no cambian el sistema, no erradican la pobreza del mundo, no contribuyen a la redistribución de la riqueza… pero constituyen pequeñas revoluciones, esas que animan y permiten creer que algo se puede hacer…

Hoy, y quizás, con una excesiva cuota de idealismo y optimismo… sueño, deliro, creo y me convenzo de que alguna vez “el año verde” va a llegar…

El mismo día, tal vez, en que la justicia, la igualdad y los derechos dejen de ser sólo proclamaciones…


Mientras... seguiremos intentando, haciendo, proponiendo…y también pretendiendo ganar pequeñas luchas…


Y justo, cuando las energías parecen agotarse y las convicciones debilitarse, "surgen" estas “pequeñas cosas” que renuevan las ganas…las esperanzas…

y hasta reviven las "llamitas"... esas que hacen que el
fuego no se apague nunca”…




Les dejo una canción hermosa...


lunes, 19 de octubre de 2009

De “los tiempos” y las despedidas...


“…La vida y el tiempo me enseñaron
que el encuentro encierra despedidas…
M. Menapace


La vida me enseñó que el tiempo, y particularmente en determinadas situaciones, da cuenta una y otra vez, que es implacable, imparable, que pasó, que pasa… y hasta a veces pareciera que (nos) arrasa, que (nos) devasta...

La misma vida, es la que me permitió – permite - aprender que hay diversos tiempos, los hay de esos que marcan los calendarios, que determinan los relojes, que delinean los deberes, que establecen las normas, lo previsto…;
Y hay otros tiempos, quizás los esenciales para aprender, que son “esos tiempos” que dejan huellas…

Huellas de lo compartido, de lo aprendido, del camino transitado, de los encuentros que regala la vida, de las alegrías y también… del dolor de las despedidas…

Tiempo que pareciera “mucho” si de horas, días, meses se trata…pero que nunca es “suficiente” cuando de “despedir” amigos se trata…

Y es inevitable sentir el sabor amargo que conllevan las ausencias, los vacíos, las partidas… la melancolía que implican las despedidas…

…y la tristeza…esa sensación que se escapa a través de palabras… de silencios… de lágrimas… de miradas que se pierden en la búsqueda de hallazgos, de reencuentros, “de algo”...

Pero también es inevitable recordar…y al revivir cada momento compartido… sonreír, y no sólo sonreír, sino también agradecer por los aprendizajes, por las huellas, por el honor de haber compartido y “andar” el mismo trayecto, de hacer y ser parte del mismo camino…

Y en ello… reconocer lo eterno, lo invencible, lo poderoso, lo inmortal… esos lazos que nos unieron y unen, esos que hicieron del tiempo compartido un privilegio, esos que nos hicieron ser parte de lo que somos…


Ya pasó un año…

…Recién pasó un año…

Y se te extraña, querida amiga…
pero si es parte del honor de haber compartido... bien vale la pena.



*”Hay días…” en los que quizás “Causas y Azares” juegan (ponele) para que compartamos sensaciones similares o iguales…quién sabe…




martes, 13 de octubre de 2009

"Retratos" diarios...



Discursos cargados de “proclamaciones bonitas”, de “buenas nuevas”, pero vacíos de contenido, fundamentación, proyección y concreción;

Reacciones destructivas con pretensión de constituirse en críticas constructivas, arraigadas en luchas sólo enunciadas y en falsas ilusiones y promesas;

Liviandad con la que se expresan ciertas atrocidades, se avalan constantes atropellos, se “justifican” las vulneraciones y vulnerabilidades…

Perversidad del discurso mediático que procura transformar la lamentable realidad que implica tener que “vivir dignamente aún en situación de pobreza”, en el terrible mensaje de que la “pobreza dignifica”;

La medicalización del dolor, el encierro de la locura, la invisibilización de las diversas expresiones de malestar, padecimiento, injusticias.

Las brechas que se amplían, las desigualdades que se agudizan, los recursos que se minimizan…


Sin embargo… aún nos quedan los márgenes…


Márgenes...que aún pretendida e intencionalmente lejos… no alejan sino que unen;

Espacios que aun cuando parecieran devastados y vacíos… no “se pierden” sino que resisten, luchan y persisten;

Bordes que se constituyen en lugares habitados por personas que circulan, se movilizan, se reencuentran, y a diario - y a pesar de todo y todos -, regeneran una cuota de la dignidad social extirpada”.

Márgenes en dónde puede visualizarse que aún “en las alas de lo perdido la vida escribe”…y así, construye la historia, la otra historia…


 

Ya pasaron...

☺ Gracias...

... por seguir compartiendo primaveras, y por intentar, a pesar de todo, y todos...florecer siempre ☺

RESPIRANDO PRIMAVERAS Copyright © 2009 Flower Garden is Designed by Ipietoon for Tadpole's Notez Flower Image by Dapino