martes, 29 de diciembre de 2009

De finales y comienzos…


Diciembre, otra vez diciembre. Un año que se va… otro que llega, y la vida que se juega mientras tanto y en tanto, se transite por momentos, instantes, se permitan los andares…

Mes, en el que junto a los cierres, las evaluaciones, los “finales”; resurgen los comienzos, los inicios, las continuidades… y en ese recorrido de pasos y huellas, es inevitable (afortunadamente) pensar en quiénes fueron parte y compartieron cada uno de esos momentos.

Momentos que implicaron (e implican) espacios, encuentros, hallazgos, lazos, enlaces…como los que me permitió este blogcito, que sin querer queriendo, este mes ya cumple dos años. *
Un espacio que sin pensarlo quizás, se convirtió en un lugar privilegiado para compartir, para intercambiar ideas, para seguir intentando, creyendo, para des-cubrir “caminantes con idéntica suerte” con quiénes compartir incluso, partecitas de la vida.

Gracias y más gracias, a quiénes están desde el principio, a quiénes fueron llegando y se quedaron, a quiénes pasan y comparten en silencio, a quiénes no volvieron y a los que vendrán…y más gracias, a los que se volvieron imprescindibles.

El próximo año, espero/deseo, que nos siga encontrando compartiendo el camino, proyectando, buscando, arriesgando, problematizando, haciendo y disfrutando de cada instante, esos que hacen que la vida… que lo cotidiano, se vuelva mágico.

Que tengan un hermoso comienzo de año, que traiga fuerzas, ganas, esperanzas, que refuerce las convicciones, de modo que nos permitan apostar a transformar todo aquello que parece perdido…porque en las alas de lo perdido la vida escribe…

Un abrazote, muy feliz año nuevo, y una y mil veces más, GRACIAS.

Y sigamos construyendo esos espacios que aun chiquitos, nos rescatan y nos salvan a diario…esos que se constituyen en resistencia…



*El libro de quejas, lo tienen Juano y Dalma, responsables de que yo tenga este blog. Una vez más, gracias a ambos ☺




viernes, 11 de diciembre de 2009

Estrella polar...



A veces se siente chiquita, indefensa, desprotegida, vulnerable y vulnerada…

Muchas veces vive haciéndose cargo de culpas, debilidades, inseguridades, limitaciones de otros, que creyéndose fuertes, poderosos, invencibles… depositan en ella “todos los males”…y ella, creyéndose débil, incapaz y responsable de ello… tolera y sigue tolerando, incluso lo insoportable…

Y se aferra a ese juramento de eterno y presunto amor, que lejos de liberar y hacerla feliz… la ahoga, la asfixia, la oprime y la aleja de lo que ella es…y se invisibiliza, se desvaloriza y se esconde hasta de la propia luz que sabe generar…


Sin embargo, de a poquito se anima a ser, se reencuentra, se atreve a vivir por ella, y se permite descubrir que puede…

…Y ni siquiera el viento, que pretende adueñarse de sus miedos, la paraliza…

…Y en un tiempito nomás, nada ni nadie podrá detener su paso, su andar…porque ella logrará darse cuenta de todo lo que puede ser, si se lo permite, si se atreve, si arriesga “lo que es por lo que podría ser”…

Y ahí estaremos, compartiendo cada uno de esos momentos, celebrando los logros, aprendiendo de los desaciertos…porque, a pesar de los intentos de convencerla de lo contrario, no estará sola (nunca)





viernes, 27 de noviembre de 2009

La cosa está en...

... que un día
haya tiempo para todo:
para hablarnos sin apuros,
para compartir rocíos,
para ser fin de semana como si vivir
fuera tiempo libre, espacio para estar."

Silvio Rodriguez.

Si bien, me desesperaría que "vivir sólo fuera tiempo libre"...me encantaría tener en estos momentos, un poquititito de tiempo libre...

Mientras, hasta que pueda volver a escribir, comparto una canción con la que me re-encontré en estos días y que me parece preciosa.



(Y sí...ya volverán los post de verdad...)


¡¡Buen fin de semana ;-) !!




viernes, 30 de octubre de 2009

De vez en cuando la vida…


Ofrece razones y motivos, concreta posibilidades, propicia oportunidades y reafirma las convicciones, de que aún a pesar de
todo, algo puede hacerse…


“Se fueron pensando al menos, en que la educación podía servir para algo…¿es algo, no?”

“Estuve pensando…quiero terminar el secundario…para algo me va a servir… ¿no?”

“Nos aprobaron el proyecto, ahora si vamos a tener tornería, carpintería y herrería”

“Te estaba buscando…mi marido consiguió trabajo, ahora tenemos casa…tenemos un lugar dónde estar…a veces la vida algo dá…”

“Señuuuuu me quedo acá, no me llevan a la escuela de Ezeiza”


“Hoy me duele la panza… pero no de hambre como algunas noches, de la risa”


Y sí, quizás no es mucho, son cosas que no cambian el sistema, no erradican la pobreza del mundo, no contribuyen a la redistribución de la riqueza… pero constituyen pequeñas revoluciones, esas que animan y permiten creer que algo se puede hacer…

Hoy, y quizás, con una excesiva cuota de idealismo y optimismo… sueño, deliro, creo y me convenzo de que alguna vez “el año verde” va a llegar…

El mismo día, tal vez, en que la justicia, la igualdad y los derechos dejen de ser sólo proclamaciones…


Mientras... seguiremos intentando, haciendo, proponiendo…y también pretendiendo ganar pequeñas luchas…


Y justo, cuando las energías parecen agotarse y las convicciones debilitarse, "surgen" estas “pequeñas cosas” que renuevan las ganas…las esperanzas…

y hasta reviven las "llamitas"... esas que hacen que el
fuego no se apague nunca”…




Les dejo una canción hermosa...


lunes, 19 de octubre de 2009

De “los tiempos” y las despedidas...

“…La vida y el tiempo me enseñaron
que el encuentro encierra despedidas…
M. Menapace


La vida me enseñó que el tiempo, y particularmente en determinadas situaciones, da cuenta una y otra vez, que es implacable, imparable, que pasó, que pasa… y hasta a veces pareciera que (nos) arrasa, que (nos) devasta...

La misma vida, es la que me permitió – permite - aprender que hay diversos tiempos, los hay de esos que marcan los calendarios, que determinan los relojes, que delinean los deberes, que establecen las normas, lo previsto…;
Y hay otros tiempos, quizás los esenciales para aprender, que son “esos tiempos” que dejan huellas…

Huellas de lo compartido, de lo aprendido, del camino transitado, de los encuentros que regala la vida, de las alegrías y también… del dolor de las despedidas…

Tiempo que pareciera “mucho” si de horas, días, meses se trata…pero que nunca es “suficiente” cuando de “despedir” amigos se trata…

Y es inevitable sentir el sabor amargo que conllevan las ausencias, los vacíos, las partidas… la melancolía que implican las despedidas…

…y la tristeza…esa sensación que se escapa a través de palabras… de silencios… de lágrimas… de miradas que se pierden en la búsqueda de hallazgos, de reencuentros, “de algo”...

Pero también es inevitable recordar…y al revivir cada momento compartido… sonreír, y no sólo sonreír, sino también agradecer por los aprendizajes, por las huellas, por el honor de haber compartido y “andar” el mismo trayecto, de hacer y ser parte del mismo camino…

Y en ello… reconocer lo eterno, lo invencible, lo poderoso, lo inmortal… esos lazos que nos unieron y unen, esos que hicieron del tiempo compartido un privilegio, esos que nos hicieron ser parte de lo que somos…


Ya pasó un año…

…Recién pasó un año…

Y se te extraña, querida amiga…
pero si es parte del honor de haber compartido... bien vale la pena.



*”Hay días…” en los que quizás “Causas y Azares” juegan (ponele) para que compartamos sensaciones similares o iguales…quién sabe…




martes, 13 de octubre de 2009

"Retratos" diarios...


Discursos cargados de “proclamaciones bonitas”, de “buenas nuevas”, pero vacíos de contenido, fundamentación, proyección y concreción;

Reacciones destructivas con pretensión de constituirse en críticas constructivas, arraigadas en luchas sólo enunciadas y en falsas ilusiones y promesas;

Liviandad con la que se expresan ciertas atrocidades, se avalan constantes atropellos, se “justifican” las vulneraciones y vulnerabilidades…

Perversidad del discurso mediático que procura transformar la lamentable realidad que implica tener que “vivir dignamente aún en situación de pobreza”, en el terrible mensaje de que la “pobreza dignifica”;

La medicalización del dolor, el encierro de la locura, la invisibilización de las diversas expresiones de malestar, padecimiento, injusticias.

Las brechas que se amplían, las desigualdades que se agudizan, los recursos que se minimizan…


Sin embargo… aún nos quedan los márgenes…


Márgenes...que aún pretendida e intencionalmente lejos… no alejan sino que unen;

Espacios que aun cuando parecieran devastados y vacíos… no “se pierden” sino que resisten, luchan y persisten;

Bordes que se constituyen en lugares habitados por personas que circulan, se movilizan, se reencuentran, y a diario - y a pesar de todo y todos -, regeneran una cuota de la dignidad social extirpada”.

Márgenes en dónde puede visualizarse que aún “en las alas de lo perdido la vida escribe”…y así, construye la historia, la otra historia…


lunes, 21 de septiembre de 2009

¡¡Feliz primavera!!


Quizás nada sea demasiado distinto, tal vez nada sea sustancialmente diferente, capaz sea tan sólo una circunstancia conocida y esperable…

Sin embargo y aún frecuente… cada primavera pareciera mágica

Los colores se hacen presenten en cada jardín, en cada vereda, en cada camino…y si el verde fuera esperanza, los caminos serían eso, un sinfín de pasos por un “verde esperanza” que sostiene e impulsa el andar…

Y las flores que siempre florecen, aún en aquellos lugares inesperados… a pesar de las tormentas, los fríos, las heladas, las sequías…sus brotes siempre resisten, crecen y “resurgen”… casi como aquellas batallas diarias que parecieran invisibles frente a los ojos de quiénes sólo ven lo evidente e inmediato…

Tal vez, sea una ilusión sentir que las primaveras renuevan los aires… pero aún así, pareciera que de eso se trata… de esos “aires” que reviven las energías, las fuerzas, las ganas, incluso, las ilusiones…
…O posiblemente, quién dice, la ilusión sea la de aferrarse a “una primavera” para seguir reafirmando, en algún aspecto, el sentido de la lucha…

Pues acaso ¿hay prueba más fehaciente que cada primavera, para reafirmar que “podrán cortar las flores, pero no detendrán las primaveras”…?

Y así, la llegada de esta nueva primavera, nos encuentra compartiendo una vez más los “aires”, esos que a pesar de todo, procuran intentar una y otra vez "florecer siempre"



♪♫ Bonita, la primavera me parece bonita ♪♫

¡¡FELIZ PRIMAVERA!!




Para vos Hori :)

viernes, 28 de agosto de 2009

De lo "cierto" en lo incierto...

A raíz de situaciones diferentes, pero similares;
De imágenes comunes, y lazos iguales.

Cuando lo habitual es la sobrevivencia;

Cuando la sobrevivencia se enmarca en violencia;

Cuando la violencia se torna cotidiana,

Cuando lastiman los golpes, los que se inscriben en la piel y el alma;

Cuando el sollozo y la desesperación ahogan; cuando la voz se desvanece ante al silencio que forja la angustia;

Cuando siendo tan chiquitos parecen cargar hasta incluso, con el dolor de “vidas pasadas y pesadas”;

Cuando lo incierto parece ser la única certeza de la vida diaria…


¿Qué los salva, qué los rescata, qué los fortalece?...


Y es justamente, la “fibra hermana”, la que fortalece y abraza; la que rescata y salva;

Es la confianza aprendida, de la certeza vivida, de que el otro siempre va a estar;

Es la vivencia compartida; la armonía deseada; la mirada encontrada

Es Ese vínculo hermano y de hermanos, que permite amar y odiar; reír y llorar; soñar y jugar;

Es ese “lazo puro”… real… cierto… que sujeta, que sostiene, que sustenta, que redime, que familiariza – humaniza y resiste

Y es el certero y desesperado “creer” en…

“…que un día no habrá confusión
porque si confías en mí
todo estará siempre.”


martes, 4 de agosto de 2009

De la “infinita esencia”…

Épocas oscuras, de egoísmos nefastos, de enferma locura, de múltiples desquicios, de lógicas - por desesperadas y esperanzadas-, justificaciones…

Espacios que se desvanecieron como tales, para ser la conjunción de dictámenes de obligaciones y rendiciones acríticas de obediencias infundadas… lugares comunes, de usuales encuentros de “desencontrados”…

Y el tiempo…que quizás no sea sabio, pero su paso propicia la sabiduría de poder dilucidar y ver el fidedigno objetivo… quizás desde el pesar de las heridas…pero también, con el honor de las huellas que dejan el propio andar… y así, no sólo arriesgarse a volver a confiar… sino “lograr” que los otros confíen una vez más…

Y así, entre respeto debido…ganado…legitimadonos encontramos, nos reconocemos, nos elegimos… siendo distintos a aquellos… pero siendo “nosotros”, los mismos de siempre…

Esos mismos que comparten algo más que un lugar… que pretenden construir espacios, ésos que se rigen por códigos que no necesariamente se traducen en las normas conocidas, cumplidas y escritas… que permanecen y persisten, en una continua inestabilidad pero que ya no perturba; en constantes turbulencias que ya no desequilibran…

Y quizás se trate de la esencia…la pura, la infinita…esa que nos encontró, nos une, enlaza y permanentemente (y afortunadamente) nos reencuentra… esa que se funda en valores y valor...


Y si... como dirías vos...
“…Hay genio, poder y magia en el valor…”
J.W.Goethe





martes, 14 de julio de 2009

Todavía...

Aunque los años pasen...

Aunque el tiempo comience a dejar huellas...


Aunque andar el camino implique la suma de decepciones, dolores, tristezas...


Aunque la cotidianeidad nos enfrente a permanentes muestras de indiferencia, desigualdad, malestar, injusticias...




"...Todavia me emocionan ciertas voces
todavia creo en mirar a los ojos
todavia tengo en mente cambiar algo,
todavia..."




Porque todavía hay voces que anuncian esperanzas ... y puedo oirlas;

Porque todavía hay miradas que ven más allá de lo visible ... y puedo encontrarme en ellas;


Porque todavía hay muchos de los "imprescindibles", que permiten seguir creyendo que algo puede cambiarse ... y me aferro con el alma a ellos;


Porque todavía es posible brindarse y esencialmente... encontrar con quién "brindar"...


Porque todavía sigo intentando, y a veces, hasta tratando de crecer...





miércoles, 8 de julio de 2009

Días.

Hay días que se transforman en fechas.
Hay fechas que materializan ausencias.

Hay ausencias que se desvanecen frente al presente que las recuerda, que las vuelve circunstancia, pasaje, vivencia.
Hay mortalidades inmortales, que no conocen de finales ni de distancias ni de ausencias; porque lo vivido, lo sentido, lo compartido, se constituye como presente constante, aún, cuando ello tan sólo sean representaciones…difusas, confusas, efímeras, lejanas... ¿inexistentes?

Hay fechas en las que los hubiera/hubiese pretenden invadir la existencia, procuran hallar anclaje en el vacío que alguna vez acunó el alma... envuelven, abrazan como una brisa la añoranza que generan las pérdidas.

Hay días en los que gana esa nostalgia… “esa nostalgia de domingo por llover”...

Hay fechas que a pesar de ellas, y aún cuando implican un dejo de tristeza, invitan a mirar las huellas, las marcas, las heridas, como invitación a continuar el camino, que se resignifica y revaloriza a partir de ellas.

Hay fechas, quizás días, en los que se puede ver que la vida “da” mucho más de lo que “quita”; días en los que si se pudiera elegir una vida, se elegiría la misma, incluso con ausencias, pérdidas, tristezas...

Son días…en los que las noches adquieren un brillo especial, un resplandor que des-cubre hasta las sombras más oscuras... un mágico destello que colma dulcemente las almas... ésas... como las nuestras, que se siguen encontrando desde la luz de las estrellas…




...Y mientras tanto...

"...Yo llevo tu sonrisa como bandera..."








lunes, 29 de junio de 2009

Sólo una frase...

"Se da con frecuencia una especie de imbecilidad inteligente,
racionalmente argumentada aunque no atiende a críticas razonables,
con la que hay que contar siempre al intentar dar cuenta
de bancarrotas, guerras y otros desastres".
Fernando Savater.





(...Cualquier asociación con los hechos acontecidos en el último período, es pura coincidencia...)




Hoy me dieron ganas de escuchar esta canción, la comparto con Uds. :)

viernes, 5 de junio de 2009

La vida esta...


“¡Ay, la vida!
que se llena de instantes,
que se llena de gentes,
que se llena de igual”
Silvio Rodriguez


Esta vida...que no hace más que brindarme instantes. (aunque quizás la vida sea eso, un sinfin de instantes...)

Instantes que implican alegría, encuentros, hallazgos, risas, sorpresas, invitaciones constantes a recomenzar, a buscar, a creer, a soñar.
También hay de los otros instantes... pero que teniendo los primeros, son posibles de enfrentar, afrontar, quizás porque sean parte constitutiva de los primeros, porque la vida también es contradicción en sí misma...


Esta vida que se colma de sentido, cuando “se llena de gentes”, “gentes” de esas imprescindibles que están compartiendo y son parte del camino.
Las hay de aquellas que siempre estuvieron, desde los primeros pasos, quizás hasta enseñando a caminar; hay otras tantas con quiénes nos vamos descubriendo al andar, nos vamos acompañando, nos vamos conociendo, nos vamos des-cubriendo; y hay unas pocas con quiénes siempre nos conocimos, pero quizás sólo en determinado momento nos encontramos, con quiénes no hace falta más que mirarse para saberse parte de la vida del otro, por quiénes uno no tiene más que agradecer a la vida y celebrar por el encuentro...


Esta vida, que a veces pareciera que nos pasa por encima y no nos damos cuenta; esta vida que enseña a vivir y que ofrece e invita a arriesgarse a aprender... y en ello, permitirse Ser; esta vida que no es fácil, pero que su misma complejidad reviste su hermosura; esta vida, que a pesar de sus dolores, golpes, marcas, tristezas, sigue siendo lo mejor que conozco...


Y es que la vida tiene esa costumbre
...la costumbre de invitar a vivirla, y en eso ando...intentando vivirla "sin que me pase por encima"...




viernes, 15 de mayo de 2009

De abrazos...

-¡¡Seño que no sos señoooooo!!

-¿Quéeeee?

-Hoy la seño me preguntó que día era mi preferido...

-¿Y qué le dijiste?

-Que los miércoles... porque ese día es el re importante...

-¿Por qué el más importante?

-Porque ese día vos me enseñaste que había un día que era lindo, porque era mi cumpleaños y me abrazaste y a mi nunca me abrazaron para mi cumpleaños...y eso es que te quieran...¿no?



...Besa con tú esperanza mis deberes
Que ya siento en el alma tú consuelo.
Que los hombres hacemos nuestro mundo
Y vos, niño lo cierto. sí, lo cierto....







(Gracias, sin dudas Excelentísimo el Sr. Heredia ☺)

martes, 5 de mayo de 2009

Evas


Dos mujeres. Las dos se llaman María. Ambas tienen 27 años.

Las dos comenzaron una carrera universitaria, ambas aún, no han podido terminarla; no obstante, sigue siendo parte de sus proyectos.

Una de ellas hizo de la militancia su vida; la otra intentó buscar con él, la concreción de su proyecto de “hogar”.
Ambas incondicionalmente compañeras, eternamente idealistas, aunque con matices bien diferentes.

Ambas deseaban ser madres.

Una de ellas decidió ser madre y así fue. Hoy lleva adelante su embarazo, feliz de cumplir con su deseo, ¿el padre? No fue ni es parte de la decisión… Ella quería ser madre sola;

La otra, no eligió ser madre en este momento, pero quedó embarazada; no eligió ser madre sola, pero optó por serlo cuando él la dejó. Hoy lleva adelante su embarazo, esperando ansiosa y felizmente a su hija. Aún a pesar de las circunstancias.

Sé que ambas serán excelentes madres. Al menos, sé que van a intentarlo.

Sin embargo, creo, que cuando las circunstancias lo permiten, la decisión de ser madres/padres no es sólo una elección individual, es algo más que un deseo personal;

También creo, que más allá de las situaciones particulares, estos actos (como otros tantos), son acciones que se constituyen, si se quiere, como parte de las revoluciones cotidianas, como parte de esas decisiones que se llevan adelante, más allá de los mandatos establecidos.
...Eva no intenta vestir de tul
Eva no cree en un principe azul
Eva no inventa falso papel
el fruto es suyo compadre o sin el
Eva se enfrenta al que diran
firme al timón como buen capitan...



lunes, 20 de abril de 2009

Resignificando las pequeñas cosas...

Quizas no sea mucho, ni demasiado, ni suficiente, pero es.
Tal vez para muchos insignificante, pero para unos cuantos más que significativo.

El sábado, hubo fiesta en el barrio… ¿el motivo? se inauguró una plaza.
Que podría ser cualquiera, una más… pero no lo es, en la medida que implica la concreción de un sueño.
Una plaza que lleva el nombre de una persona que significó mucho para el crecimiento y desarrollo de la comunidad.
Un hombre al que recuerdan, por su generosidad, compromiso, perseverancia, calidez, por dar “esos abrazos que llenan el alma”, por ser de esas personas que “siempre te enseñan”, en definitiva, por ser “un grande”.
Quizas haya sido grandioso, seguramente no tanto, pero su figura actúa como motor para la acción, la organización, el trabajo conjunto, la construcción de proyectos, la participación de la gente del barrio, moviliza…y si eso es lo que genera una persona, vale revalorarlo como tal (o más).
Será cuestión de justipreciar no sólo lo que hizo, sino y esencialmente, lo que trasciende a partir de él, porque justamente eso, es tal vez, lo que permita apreciar la grandeza de una persona, lo que implica más allá de sí misma…

El barrio estaba de fiesta, cada vez iba llegando más gente, pocas veces había visto a las familias compartiendo un mismo espacio, reencontrándose con otras, sonriendo, recordando aquel terreno baldío, que hoy es la plaza que hace mucho deseaban.
Los chicos corriendo de un lugar a otro, jugando en las hamacas, en los subibajas, en la cancha, otros tantos con la murga. Era todo alegría. (sin dudas, la alegría debería estar incluido entre los derechos humanos…)

Así, fue pasando la tarde, llegó la noche, mientras los distintos grupos musicales hacían lo suyo.

Y mientras tanto, una frase no dejaba de resonar “que la reseca muerte no me encuentre vacío y solo sin haber hecho lo suficiente”, porque quiénes lo conocieron a Héctor, decían que esa, era su frase preferida…

Yo creo que es mucho más que “su” frase preferida, me atrevería a decir, que es lo que nos une, lo que nos convoca, lo que nos encuentra, estas ganas/deseos/necesidad de no sentirnos solos al intentarlo, quizas y seguramente, sin hacer lo suficiente (porque nunca es suficiente), pero con la certeza de haberlo intentando, en conjunto y juntos…
Hay días en los que creo que es muy difícil esto, y hasta si se quiere, con un dejo de incierta esperanza…hoy creo que es difícil, pero no imposible.

Quizas no sea mucho, ni demasiado, ni suficiente, pero es


…si un traidor puede más que unos cuantos,
que esos cuantos no lo olviden fácilmente…


viernes, 3 de abril de 2009

De Alicia y los sueños...

A raíz de transitar por “Sueños Utópicos
y el reencuentro con Alicia y su País de las Maravillas....

Si pudiera…

Transformar el dolor en felicidad;
La tristeza en alegría;
Lo habitual en mágico;
La imposibilidad en posibilidad;
Las certezas en dudas;
La inquietud en movilización;
La pasividad en acción;
El silencio en voz;
La aridez en siembra;
El desgano en esperanza…

…Si pudiera poder…

“Así, sentada con los ojos cerrados, ella casi se creía en el País de las Maravillas, aunque sabía que, al abrirlos otra vez, todo cambiaría y volvería a la aburrida realidad”
*

(Sin embargo, sintió una extraña sensación que le permitió abrir sus ojos, esbozando una sonrisa, casi tan grande como la del Gato de Cheshire)

-Quizás para eso sean necesarios los sueños- dijo Alicia – para poder mirar a esta realidad desde ellos, y vivir para intentar transformarla…haciendo, intentando, andando…

““¡Ah, seguro que así es”,dijo el Gato, “Si andas lo suficiente”.”*

-y volvió a cerrar los ojos, para intentar seguir soñando, quizàs, con alguna que otra utopía “que viéndola con ojos voladores…no es tan lejana, es palpable, es admirada”**, es posible.

Y mientras volvía a quedarse dormida, repetía una y otra vez:

- Quizas, para eso sirven los sueños, las utopías…
“para caminar”-
.



*Lewis Carroll, en “Alicia en el País de las Maravillas”
** Sueños Utópicos”, una invitación a creer, que los sueños son posibles.


martes, 24 de marzo de 2009

martes, 17 de marzo de 2009

(De) formaciones de opinión...

“…No acepten lo habitual como cosa natural…”


En estos últimos días mucho se ha dicho sobre penas, delitos, inseguridad. Todos sentencian, se sobredimensionan opiniones que no tienen otro fundamento más que la reacción visceral y se instalan diversos debates, que sólo conducen a un mismo fin: más encierro, más “mano dura”, más penas, más castigos.

En la medida que sigamos entendiendo:

-Que “La cárcel es el no lugar donde arrojan a no hombres, para que ahora y en el futuro no sean” Buján y Ferrando, 1998.;

-Que las soluciones corresponden sólo a determinados sectores o áreas, dando lugar así a la continuidad de políticas fragmentarias y excluyentes
(si es que hubiese…);

-Que sigamos concibiendo a esta problemática como un problema de un grupo en particular, desde la individualización y estigmatización; y no viéndola como una problemática social compleja que nos involucra a todos;

-Que sobredimensionemos expresiones tales como “
Basta de derechos humanos para los delincuentes”, tomando como “lemas” los dichos de la misma persona que pregunta si los dinosaurios viven;

-Que sólo asociemos seguridad/inseguridad con delincuencia…delincuencia que sólo se vincula a determinados delitos, dejando de lado, otros tantos que unos cuantos, han cometido, y que implican y afectan los intereses colectivos, los nuestros, los de todos;

En la medida que sigamos sosteniendo estos supuestos
(ya sea por acción u omisión), poco podremos revertir, si es que en verdad, ese es el objetivo…

En definitiva, habrá que intentar entonces, ( y entre otras tantas cosas) una resemiotización de aquello que se construyó discursivamente como hegemónico. Una alteración de la gramática que permita una nueva enunciación de lo social”


(quizás observen, que hago referencia a este tema en más de una oportunidad, pero la verdad es que me "inquieta" bastante, sepan Uds. disculpar)

De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....