viernes, 31 de octubre de 2008

Soluciones rápidas...

Mucho se dijo y se dice sobre la posibilidad de bajar la edad de imputabilidad de los niños/as que cometen delitos, quiénes sostienen esta postura, afirman que así se terminaría con la inseguridad tan presente y promocionada en estos tiempos, algo así como “muerto el perro, se acaba la rabia”…Sin embargo, hay algunos aspectos que no son tenidos en cuenta…

En este sentido, no negamos, sino por el contrario reconocemos que hay delitos y unos tantos cometidos por niños/as, y de ninguna manera aceptamos que este es un acto que debe celebrarse y mucho menos felicitarse; pero entendemos que es un emergente de otras tantas inseguridades que no están cubiertas, es decir, unos cuántos derechos vulnerados.

Asi, sería importante al poder hablar de los delitos cometidos por niños/as, hacer mención también a la cantidad de niños/as que se encuentran bajo la línea de pobreza, indigencia, cuántos se encuentran en situación de deserción escolar, cuantos en situación de calle, cuántos tienen que salir a trabajar…analizar, en caso de que existan, las políticas destinadas a la niñez, los espacios de recreación, contención, socialización…

De este modo, creemos que el encierro como modo de respuesta, es sólo una forma más de criminalizar y penalizar, como no alcanza ya con hacerlo con la pobreza, ahora van por los niños, así se logra culpabilizar y responsabilizar a un grupo en particular de falencias estructurales, y actuar en base a intereses individuales, ayudados por supuesto, por los perversos y siniestros discursos que se trasmiten por los distintos medios de comunicación y reproducen otros tantos sujetos funcionales al sistema…

Quizas sería bueno que antes de empezar a debatir sobre penas más duras o bajar la edad de la imputabilidad, pudiéramos pensar y hacer para garantizar una niñez plena y feliz, y que estos chicos puedan creer que eso que escuchan que dice llamarse Convención de los Derechos del Niño, no es un cuento creado para desarrollar su creatividad, sino la declaración de sus derechos…

...En todo caso, podríamos pensar en penas más duras para aquellos que no hacen lo que deben…



Hombres de Hierro. León Gieco

domingo, 19 de octubre de 2008

"...Creo que a pesar de tanta melancolía
Tanta pena y tanta herida
Sólo se trata de vivir..."


Estuve pensando si escribir o no este post, porque en verdad a mi me gusta que de acá se vayan al menos con la sensación de algo lindo, de haber "respirado primaveras", nosé si se logra, la idea es esa, y con cada entrada intento eso......pero hoy no puedo...



Hace mucho tiempo que no sentía esta sensación tan fea, este frío que me recorre el cuerpo, este vacío que irónicamente llena mi corazón, esta tristeza que en lágrimas se me escapa, este dolor inmenso en el alma...



Una vez más, las esperanzas, junto con la angustia y la necesaria creencia de que todo va a salir bien, fueron las que han mantenido encendido ese fueguito, chiquito, pero que aún encendía, esa chispita de vida que no se rendía, que seguía peleando, que resistía... como era de esperar...



Pocas personas conocí con su calidad e integridad humana, honesta, respetuosa, justa, bondadosa, transparente, coherente, tenaz, perseverante, generosa,
simplemente admirable, esas personitas por quién uno pondria las manos en el fuego sin siquiera dudarlo un segundo, esas personas a las que adorás, esas personas sabias, sobre todo, por la humildad de su grandeza.


Fiel a su esencia, la peleó hasta el último momento, pero no pudo más, su salud no resistió más...y
se fue...y junto con ella una partecita nuestra...y así, un pedacito de su alma quedó en cada uno de nosotros, que revive permanentemente su presencia, el honor de haber compartido parte de la vida con tamaña Mujer.


Gracias por permitirme aprehender ese amor a la vida, a pesar de todo y todos...
por enserñarme a honrar la vida siempre



Y acá seguiremos, extrañándote, recordándote y agradeciendo por haberte encontrado en la vida...






Honrar la vida, ¿qué otra letra podría elegirte?

lunes, 6 de octubre de 2008

De libertades y juegos

"La libertad, Sancho,
es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos;
con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar:
por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida"




Quizás habitualmente uno no se da cuenta de lo que implica realmente la libertad, yo resignifico su valor, esencialmente y de una manera particular, cada vez que hablo con alguien que ha estado privado de ella.


El otro día fui a la casa de una de las personas que va a dónde yo trabajo, que estuvo detenido unos cuántos años, y mientras charlábamos le pidió a su esposa que se lleve a su hijo, porque supuestamente no sabía que su papá había estado detenido.


Cuando me voy de la casa, me lo encuentro al nene estaba jugando en la puerta con otros chicos. Se me acerca, me saluda, y mientras camina conmigo hasta la esquina, además de regalarme una margarita (sí, casi que me emocioné ja) me dice:


-¿Viste que linda que es la vida en libertad?, porque ahora que mi papá es libre, podemos jugar juntos y mucho tiempo, hasta andar en bici...


( y se fue corriendo como si nada)


Y yo me quedé mirándolo, sin poder decir nada...con tan pocos años, aprendió tanto de la vida...ya lleva la libertad en el corazón...


De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....