miércoles, 23 de abril de 2008

El tiempo...curioso elemento


Hay momentos en los que uno se siente, o al menos a mi me sucede a veces, que todo pasa a una velocidad que ni alcanzamos a verlo, que hasta parecemos expectadores de nuestra propia vida, que se incrementan las cosas pendientes, se suman más responsabilidades, tareas, obligaciones, presiones, exigencias, y hay que hacer y responder, y seguir... y quisieras detener el tiempo, y no podés hacer nada, él avanza y avanza, y uno empieza a desesperar, a querer salir corriendo, ir a algún lugar que no sabes bien cuál es, pero seguro es lejos de todo y todos...

Y en ese momento, cuando sentís hundirte en ese caos, cuando crees que no podes más, que todo está terriblemente determinado, es cuando aparecen esas pequeñas cosas que te hacen notar que hay otro tiempo, nuestros tiempos, ese tiempo que no lo determina ni una hora ni una fecha, ni una obligación, esos momentos, instantes en los que nos sentimos acompañados, reconocidos, cuidados, enlazados, contactados, menos solos, en los que nos sentimos "algo más que un fugaz momentito".

En este sentido, es que quiero agradecerles a uds., porque hacen que a diario, al menos un ratito en el día, uno pueda abstraerse de ese caos que genera la rutina; reirse, alegrarse, desahogarse, pensar a partir de lo que uds plantean, preocuparse si no están bien, hasta quererlos sin siquiera conocerlos más que a través de una pantalla (cosa extraña, ¿no?), compartir partecitas nuestras, sentir que no estamos tan locos (o que en su defecto nos encontramos) pero que no estamos solos, que siempre alguien está ahí... algo tan sencillo y tan grande, como hacer que una partecita de mi "tiempo ría, porque yo río" con y por uds, quizàs un tanto inexplicable porque no deja de ser un vínculo virtual, pero que genera alegría de verdad y en la vida "real" :)


¡Gracias por ser parte de mi tiempo!

jueves, 17 de abril de 2008

De reencuentros y simples grandezas...


Hay determinadas situaciones en la vida que uno comparte con otros, que inevitablemente lo llevan a re-encontrarse con las vivencias propias; y màs aún, cuando se trata de situaciones dolorosas, de ausencias que se hacen cada vez más presentes.

Y en las contradicciones mismas de la vida, entre la alegria de celebrarla y la tristeza que genera que otros ya no estén para ello, una vez màs, la sabiduría de los niños/as se hizo presente. Con tan sólo 11 años, y a poquito tiempo de perder a su papá, con unas pocas palabras dio cuenta de lo maravilloso que es mirar y vivir la vida con ojos de niño... en una carta que le hizo por su cumple a su tía (hermana de su papá) , le escribió:

"Te deseo que puedas cumplir tus sueños y, aunque falte tu hno., segui adelante lo mejor que puedas por que él espera que demos lo mejor de nosotros, no que nos quedemos rendidos en la vida por que puede ser larga y nos hará mal"

Y uno piensa que los chicos no pueden superar los duelos, que idiotas que somos, como diría El Principito "los adultos nunca entienden", deberíamos permitirnos/obligarnos a aprender de ellos, esencialemente de esa simpleza que los hace grandes, de esa ternura, de esa sinceridad, de esa preciosa autenticidad... de esa capacidad para "encantar" lo terrible, para encontrar la magia a todo, incluso a aquello que nos hace sufrir...¿alguna duda de que vale pelearla y no rendirse?

Sin dudas, cada situación es un reencuentro, y leer estas palabras, me reencontró conmigo, con mi historia, con lo que yo escribía en esa edad, y particularmente con ese amor a la vida, a pesar de los dolores, de las ausencias, de las pérdidas que desde chiquitita me fueron marcando, a estar convencida que la vida es linda, aunque, como diría Mafalda "a veces lo lindo se confunde con lo fácil", que aburrido y simple sería que todo sea fácil, desafío poco interesante para todo lo que puede una persona enfrentar, afrontar y superar... ¿no?


¡¡Hasta prontito!! ;)

martes, 8 de abril de 2008

Los bajitos que crecen...


"Nada ni nadie puede impedir que sufran,
que las agujas avancen en el reloj,
que decidan por ellos, que se equivoquen,
que crezcan y que un día nos digan adiós"
J.M. Serrat

Ser mayor respecto a los hermanos tiene desventajas (muchas!!) y ventajas, entre estas últimas está el placer y privilegio de verlos crecer, lo cuál no significa que sea algo fácil y sencillo, pero sin dudas, es sumamente hermoso y emocionante.

Si bien tenía pensado escribir sobre otra cosa, hoy ver a mi hermana viviendo la angustia, la incertidumbre que significan los cambios en la vida, me hizo pensar en lo dificil que es ver crecer a la gente que uno quiere; cómo duele ver que sufren sin poder evitarlo, cómo cuesta poder contenerse para acompañarlos en su andar, y no "caminar" por ellos; y vaya tarea compleja si las hay, respetar sus tiempos, sus momentos, sus procesos, sin que nos ganen nuestras expectativas, nuestra ansiedad.

Y mientras ella estallaba en llanto porque no quería ir más a la facultad (empezó esta semana), y yo me quedaba sin palabras (al menos la repregunta siempre me sale, no pude en este caso), se me vinieron varias imágenes desde que era chiquita, y me di cuenta... cuanto había crecido, qué rápido pasa el tiempo y cómo la vida avanza... como vamos cerrando etapas e iniciando nuevas... cómo cada uno va direccionando su camino, cómo empezamos cada uno a concretar nuestros proyectos...

Hoy me ganó una mezcla de nostalgia, melancolía, tímida alegría... hoy sentí que está creciendo, que está empezando a volar por sí sola, y yo no puedo hacer más que contemplar, acompañarla y empezar a disfrutar de que más allá de lo duro y el miedo que implica dejar lo conocido y empezar algo nuevo, está andando en el camino que ella está eligiendo...


Esta canción, es una de mis preferidas, ojala les guste ;)

¡Hasta prontito!



Actualización 09/04: que triste y difícil es acompañar a los amigos en la pérdida de seres queridos... iré con unos cuantos abrazos, caramelitos y pañuelitos...hoy me gana la tristeza y la impotencia de no poder hacer más que estar... :( y bueno, seguiremos creciendo...

martes, 1 de abril de 2008

Sabiduría de la vida...



Todas las tardes, él ahí estaba, en la plaza del barrio, sentado en el banco, contemplando las calles, las plantas, la gente, la vida misma.

Una tarde, se acerca un joven (agobiado por la rutina diaria), inquieto por saber más de ese hombre, que allí pasaba gran parte de la tarde, sólo observando y contemplando lo que pasaba a su alrededor.

Se acerca, se sienta a su lado, y casi sin notarlo comienzan a charlar. Hablaron mucho y de diversos temas, pero hubo una parte de la charla que jamás olvidará, que repite a diario a cuanta persona lo quiere escuchar:

-¿Existen las casualidades? ( preguntó el joven)

-No creo, pero si creo en las causalidades, las que encierran la búsqueda del encuentro (con uno, con los otros, con el más allá...)

-Entonces, ¿todo tiene una razón de ser?

-Probablemente...sí, lo que no implica necesariamente que hay que buscarle a todo su razón de ser; lo simple, lo bello, lo mágico de esta vida, sucede inevitablemente, inesperadamente, sorpresivamente, cuando simplemente se siente...sino fijate vos, cuántas cosas sólo pueden ser explicadas en su esencia, luego de vivirlas..pues,

¿Como explicar qué es el amor, sin antes haberlo sentido;

Cómo proclamar la libertad, sin haberla ejercido, sin haber sentido su peso;

Cómo hablar de fé, sin al menos una vez en la vida haber creido y/o actuado a partir de ella;

Cómo decir que es la pasión, sin haberla vivido?...

-¿Y el destino, existe?

-Quizàs, creo que su existencia (o la permanente búsqueda de corroboración de ella), es la que nos desafía, nos obliga permanentemente a evaluar cuán protagonistas podemos ser de nuestras vidas, de nuestras historias. ¿Y que mejor que el destino, para responsabilizarlo de nuestras malas elecciones, de nuestras erróneas decisiones, para cargarlo con nuestras culpas y reproches?, el destino es parte de la vida...

-¿Y qué es la vida?

-(el viejo sonrió) esa fue una pregunta frecuente en mi vida, y su respuesta, fue una de las cosas que más me costó aprender, con 77 años, aprehendí que la mejor respuesta es vivirla, disfrutarla, y lo más importante no es justamente que és, sino como se vive... (lentamente se levantó del banco, y como si nada, caminando despacito, se fue...)

Esa tarde, esa charla, las palabras del viejo, significaron mucho para el joven, ese diálogo le permitió entender aquello que dice el poeta "Disfrutar el pánico que provoca tener la vida por delante", y desde ese momento pocas cosas lo agobiaron, comenzó a vivir poniendo en primer lugar lo bello, lo simple, lo mágico de la vida, aquello que sucede cuando menos lo pensamos.

RECOMENDABLE!!


A los que les gusta el teatro, y más comunitario, les recomiendo una obra para ir a ver, es la que re - estrena el grupo de Alma Mate : "Fragmento de Calesita"

Loa, amiga, lo mejor para este re - estreno y este año, voy a hacer lo imposible para estar ahì :)

(Compañera: se te extraña muchooooooo!!!)
 

Ya pasaron...

☺ Gracias...

... por seguir compartiendo primaveras, y por intentar, a pesar de todo, y todos...florecer siempre ☺

RESPIRANDO PRIMAVERAS Copyright © 2009 Flower Garden is Designed by Ipietoon for Tadpole's Notez Flower Image by Dapino