domingo, 24 de febrero de 2008

Lo grandioso de los días

Después de algunas semanas con algunos sinsabores y replanteos sobre lo que uno hace, lo que cree que hace, y las acciones de los otros que te confrontan permanentemente a ello, pese a todo, una vez más la vida, o mejor dicho, la gente que uno conoce en ella, me ha sorprendido gratamente.

En los espacios menos esperados, gente cercana y no tan cercana con sus palabras, dulces gestos, consideración y confianza, me han permitido sostener la certeza de que voy por el camino acertado, y que sin dudas, son esas pequeñas cosas, las que hacen que el andar tenga siempre sentido.

Por esto, es que les regalo y me regalo esta canción, porque creo que aún, en esos días que uno se pregunta si está dónde debe estar y si está haciendo las cosas bien, hay pequeñas cositas, "señales", que te hacen sentir que cada día es un gran día, que tan sólo depende de nuestra disposición a verlas, de las ganas que tengamos de identificarlas, son esas "cositas" las que hacen que realmente sea grandiosa la vida diaria


Que tengan un gran día... y mañana tambièn ;-)

martes, 19 de febrero de 2008

Huellas

Este fin de semana, mientras hablábamos con una amiga recordando algunos momentos de los compartidos (además de darnos cuenta que ya hace 20 años que nos conocemos), y entre el impacto que generó el rápido paso del tiempo y cómo fueron cambiando nuestras vidas, volvimos a los recuerdos de la secundaria, y entre ellos los campamentos, los compañeros, las modas, etc. (Y eso que no habíamos tomado...)

Después de eso, yo "me vi obligada" a volver a mi cajita de recuerdos en la que tengo cuadernos, cartas, dibujitos, un montòn de cosas de ese estilo, y mientras veìa algunas fotos, y leía algunas de las cartas, de los cuadernos, me sorprendió des-cubrir como muchas de las cosas que hoy hago, creo o defiendo las aprendí de gente que nunca màs volví a ver, pero que sin embargo fue tan significativa para mì.

Por ejemplo, que me guste Silvio Rodriguez es responsabilidad de mi Seño de 1º y 2º grado, que mientras haciamos la tarea nos cantaba sus canciones; el promover la organizaciòn para resolver las dificultades lo aprendì del profesor responsable de los campamentos, que más allá de todos los obstáculos él hacia que aprendamos a seguir adelante hasta lograr lo que quisiéramos (incluso pelearnos con la directora, y eso si que era divertido); que el aprendizaje es más significativo cuando el que trasmite logra generar confianza en el otro y parte de los saberes del otro, lo aprehendí de la profe de historia, y así tantas cosas más, cuánta gente pasa y deja huellas en nuestras vidas y cuánto de eso reproducimos...

Y hoy me encuentro sosteniendo y defendiendo muchas de esas cosas, y haciendo justamente lo que aprendì algún tiempo atrás, y cómo deciamos en aquellos fogones tan lindos, que los lugares donde la vida nos lleve, no nos modiquen lo que que somos, que siempre volvamos a la esencia, a los ideales, a las convicciones y que eso sea siempre el eje de nuestras decisiones y consecuente acciones...

Les dejo una canción que siempre estaba presente en los campamentos y que me hacia reir y me gustaba mucho:


...Que la vida es triste sino la vivimos con una ilusión...

domingo, 10 de febrero de 2008

Gente de la necesaria...

..."Hay gente que con solo abrir la boca
llega hasta los confines del alma
alimenta una flor, inventa sueños
hace cantar al vino en las tinajas
y se queda después como si nada


Y uno se va de novio con la Vida
desterrando una muerte solitaria
pues sabe que a la vuelta de la esquina
Hay gente, que es así.......tan Necesaria"

Hamlet Lima Quintana


Hoy este blogcito cumple 2 meses, y lo más lindo de su existencia, es que los encontré a uds, por eso, este mensajito, es sólo un regalito para uds, a modo de agradecimiento por regalarme tantas primaveras diarias.

Muchas muchas GRACIAS por estar siempre ahì, a los primeros que me "animaron" para que tenga mi blog, a los que siempre estàn, a los que vienen de vez en cuando, a los que vinieron y se fueron, y a los que van llegando y se quedan, gracias por compartir sus momentos, por hacer de cada dia un re - encuentro, y por hacer que uno no se sienta solo y celebre diariamente por poder des-cubrir gente tan linda como uds, gente asi, tan necesaria, que sin siquiera conocerles las miradas, las sonrisas, las voces, alegran tanto al alma.

Les regalo una cancion:






Sino se puede escuchar aca, fijense aca

y sino por las dudas (la teconologìa no siempre me ayuda), la canciòn era "La cosa está en..." de Silvio Rodriguez

Hasta prontito, beso enormes y gracias totales :)

martes, 5 de febrero de 2008

Compartiendo...

Después de un año sumamente intenso, de mucho crecimiento, aprendizaje, extremadamente desgastante, de corridas y más corridas, pude por unos días escaparme de tanta turbulencia y perderme en la serenidad del mar, en su infinita inmensidad, pude suspenderme en el tiempo, sentir que no hay tiempos, que el alma tiene alas y vuela, y llega mucho más allá...


Sin querer, sin pensarlo, pude emprender el vuelo, mi vuelo, pude abstraerme de todo, y conectarme conmigo, poder ver algunos de los aciertos, los desaciertos, lo logrado, lo pendiente y lo perdido sólo por correr y correr, y en definitiva, pensar en el para qué de cada cosa...

Y este pequeño e inesperado viaje interno, me encontró con miles de sensaciones, con varias preguntas, pocas respuestas, pero con la certeza de que esta búsqueda permanente que es la vida, va a tener como prioridad justamente aquello que me da las fuerzas y las ganas de seguir andando este camino, más allá de los caidas y los golpes...

En definitiva, volver a mi esencia, a lo que me hace bien, me gratifica, me hace feliz, transformar varios de los después, de los mañanas en presente, y encontrar así, en el medio de este caos cotidiano, la paz suficiente para emprender la lucha y resistencia diaria... buscando ese sueño, nose cuál, pero que me permita ser simplemente yo y andar...


De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....