martes, 1 de abril de 2008

Sabiduría de la vida...


Todas las tardes, él ahí estaba, en la plaza del barrio, sentado en el banco, contemplando las calles, las plantas, la gente, la vida misma.

Una tarde, se acerca un joven (agobiado por la rutina diaria), inquieto por saber más de ese hombre, que allí pasaba gran parte de la tarde, sólo observando y contemplando lo que pasaba a su alrededor.

Se acerca, se sienta a su lado, y casi sin notarlo comienzan a charlar. Hablaron mucho y de diversos temas, pero hubo una parte de la charla que jamás olvidará, que repite a diario a cuanta persona lo quiere escuchar:

-¿Existen las casualidades? ( preguntó el joven)

-No creo, pero si creo en las causalidades, las que encierran la búsqueda del encuentro (con uno, con los otros, con el más allá...)

-Entonces, ¿todo tiene una razón de ser?

-Probablemente...sí, lo que no implica necesariamente que hay que buscarle a todo su razón de ser; lo simple, lo bello, lo mágico de esta vida, sucede inevitablemente, inesperadamente, sorpresivamente, cuando simplemente se siente...sino fijate vos, cuántas cosas sólo pueden ser explicadas en su esencia, luego de vivirlas..pues,

¿Como explicar qué es el amor, sin antes haberlo sentido;

Cómo proclamar la libertad, sin haberla ejercido, sin haber sentido su peso;

Cómo hablar de fé, sin al menos una vez en la vida haber creido y/o actuado a partir de ella;

Cómo decir que es la pasión, sin haberla vivido?...

-¿Y el destino, existe?

-Quizàs, creo que su existencia (o la permanente búsqueda de corroboración de ella), es la que nos desafía, nos obliga permanentemente a evaluar cuán protagonistas podemos ser de nuestras vidas, de nuestras historias. ¿Y que mejor que el destino, para responsabilizarlo de nuestras malas elecciones, de nuestras erróneas decisiones, para cargarlo con nuestras culpas y reproches?, el destino es parte de la vida...

-¿Y qué es la vida?

-(el viejo sonrió) esa fue una pregunta frecuente en mi vida, y su respuesta, fue una de las cosas que más me costó aprender, con 77 años, aprehendí que la mejor respuesta es vivirla, disfrutarla, y lo más importante no es justamente que és, sino como se vive... (lentamente se levantó del banco, y como si nada, caminando despacito, se fue...)

Esa tarde, esa charla, las palabras del viejo, significaron mucho para el joven, ese diálogo le permitió entender aquello que dice el poeta "Disfrutar el pánico que provoca tener la vida por delante", y desde ese momento pocas cosas lo agobiaron, comenzó a vivir poniendo en primer lugar lo bello, lo simple, lo mágico de la vida, aquello que sucede cuando menos lo pensamos.

11 comentarios:

Juan Caminador dijo...

Si hay alguien que sepa todo eso quiero conocerlo yaaaaaa!!

Félix dijo...

Los viejos (sin intención de ofender) son una gran fuente de sabiduría. Qué bueno sería conocer a alguien así.

Tejedor dijo...

Lindo, muy.
Nos vemos!

SIL dijo...

JUAN C.: bienvenido!!! jaja, en cuanto lo encuentre te aviso!!

besote y gracias por pasar!! :)

-*-
FELIX: hoolaa!! totalmente de acuerdo, yo cuando escucho a mi abuelo me doy cuenta de eso. Y vaya si sabe de la vida, el dice que hay que simplemente vivirla!

besote y gracias por pasar!! :)

-*-
TEJEDOR: bienevnido a vos tambièn!! gracias por lo que decís, ahora paso por tu blog.

besote y gracias por pasar!!! :)

Rodolfo Librero dijo...

El compartir de los ciclos en la vida, hace que las personas en un lugar distinto se encuentren y no importa cuanto tiempo tengan uno de llegar y el otro de estar.
Encontrase en el preciso instante ante el otro y nacer en la charla.
Estimada Mujer un abrazo desde el corazón...

Erika dijo...

Hola Sil... Yo conocía a una persona así que me dejó mucho de todo, y no te voy a decir viejo porque de él aprendi tambien que : Viejo es el viento y todavía sopla! jajajaja jajajaja qué groso!

Gracias por pasar, anduve desaparecida, pero bueno quilombos más quilombos menos, regresé...

Nos leemos, dale?
Mua!

SIL dijo...

RODO: cómo siempre es un placer leerte. :)

Nada mejor que el encuentro con el otro para renacer y re encontrarse. Las diferencias de tiempo acà, sòlo son importantes si suman al crecimiento del otro, y la experiencia aporta sabiduria, no?

Gracias por pasar!!

Un besote enorme adorable caballero! :)

-*-
ERI: que bueno que volviste!! se te extrañaba!! ¿estás bien?

Que groso ese sr y mejor encontrárselo en esta vida!! y tan sabio lo que dijo...el viento sigue soplando y cómo!!

De paso aclaro, lo de viejo no es en sentido peyorativo, sino para referirme a una persona en situación de vejez (lo de abuelo no me gusta porque no todos son abuelos, que se yo)

Gracias por pasar, nos leemos!! (ya pasé por el tuyo)

Un abrazote!! :)

Dalma dijo...

La verdad que ese señor (mas alla de su edad) era un sabio.


Mi abuela era vieja y no sabia un carajo de nada. Ya ves su descendencia... :P

SIL dijo...

jajaja, una descendencia que revirtió la herencia, con una sabiduría única, trascendental!!!

Sos grossa Dalmis, no lo dudes!!! =)

Gracias por pasar y felices vacaciones!!! que salga lindo el cumple del niño!! ;)

besote

Horacio dijo...

muy buenas las enseñanzas del abuelo

igual lo mejor es darse cuenta lo antes posible

che, este post me hizo acordar a los de tomás, cuando hacía los reportajes, jajaja

SIL dijo...

Holaaa Hori!! que lindo que pases por acà :)

jaja, menos mal que loe escribí antes de leer los de Tomás (lo encontrè entre unos papeles viejos) sino me va a decir que soy una ladri jaja.

Un besote enorme y gracias por pasar!!

De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....