domingo, 13 de enero de 2008

Huellas...

"Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo... en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño,
perdurará siempre la huella del camino enseñado".

Leyendo esta frase que me mandaron y este post de Lolix, me fue inevitable pensar en aquellos momentos tan lindos de la infancia, que uno comparte con sus papás, sus abuelos, hermanos, tíos, primos o quién sea, que quedan en el alma, marcan la vida y uno quisiera el día que sea padre trasmitirselos a sus hijos. (o sobrinitos o vecinitos en su defecto)

Claro que hay de los buenos momentos, como también de aquellos que mejor olvidar... uno típico de éstos últimos es la vestimenta de la que fuimos víctimas (¡¡¿cómo me van a poner un jogings con zapatos?!! noooo!!), o los regalos que nunca nos hicieron (la casita de Barbie por ejemplo) o las salidas que nos prometieron y nunca cumplieron. (sigo esperando conocer la ciudad de los niños)

Pero por suerte, de los otros hay y muchos, uno de ellos es creer en la magia de las hadas, de los cuentos, a tal punto que me hicieron mi disfraz de hada y fuimos a un concurso de disfraces que se hacia hace muchos años atrás en el barrio; o ir todos los sábados a la noche, hasta la catedral (que quedaba un poquito alejado de donde vivíamos) a ver las novias, me encantaba ir a ver las novias, sus vestidos, y cada vez que entraba una, me re emocionaba;
o salir a ver las estrellas con mi mamá, buscando en ellas conexión con las personas que no estaban más con nosotras, enseñándome que el alma siempre estaban presentes; y hasta ir a ver bailar clásico, porque en esa época me gustaba eso, es más, hasta fui a una academia para aprender a bailar, pero bue...duré poco como era de esperar, me aburría tanta pasividad y además me esguincé el pie...

Y así muchos más, pero uno de esos momentos en lo que estaba tan orgullosa de ser hija de mi mamá fue en el jardin o en los primeros grados de la primaria, en la época en la que "lo más" era Flavia Palmiero y la ola verde, y uno de los personajes era el Sr Televisor, y mi mamá me había hecho uno hermoso para llevar a la escuela, que felicidad me daba decir que lo había hecho mi mamá...

Es verdad que muchas veces uno se altera con sus padres y que a veces la sobreprotección ahoga, pero ojalá el dia que yo sea madre (pobre niño/a) pueda aompañarlo a crecer con tanto amor, lleno de esperanzas, de sueños, de tanta vida a pesar de las ausencias...

Les dejo la canción que me cantaba mi madre (como verán tenemos gustos musicales diferentes):

13 comentarios:

Guantes De Lana dijo...

Sil, hermoso texto, hermosas imagenes, cuantas cosas nos marcan en la vida, son para mi tatuajes bajo piel, algunos lindos otros no tanto, pero son los que valen la pena tener.
y tu fotito de hada buenisimaaa me encanto.
Besos totales y siempre me gusta la sensibilidad de tus textos.

Sil dijo...

Holis GUANTES!!! como siempre es un privilegio que me leas, y que siempre estés por aca.

Es verdad son como tatuajes, que quedan y marcan a fuego.

Un hada poco simpática jaja. :)

Un beso enorme!!! y GRACIAS TOTALES!!

Wendy dijo...

Sil que mona eras de peque!!!
Yo la mejor experiencia que recuerdo de mi madre era que cuando había luna llena (no siempre claro) íbamos al monte por la noche y encendíamos una hoguera, cantábamos una canción que ya pondré en mi blog bastante mágica y escribíamos en un papel nuestros deseos, luego los echábamos a la hoguera y para casa... No me acuerdo de los deseos que pedí y no se si se cumplieron o no, pero de lo que no me he olvidado es de esas excursiones tan mágicas, que realizaré con mis hijos (cuando los tenga).
Un besazo!!!!

Tomás Münzer dijo...

No podés no conocer la República de los niños, jaja, yo sí porque queda en mi ciudad, lero lero. Está bárbara, no sabés lo que te perdiste, jaja :P. Y yo también fui a ver a Flavia, y me saludó Groc, jaja.

Sil dijo...

jaja, que suerte que pudiste ir, yo tambien fui a ver a Flavia y me saludó ella!!

Me mandas una foto aunque sea :(, me prestas una fotito? asi al menos veo la ciudad (snif snif)dale que si :)

Un besito y gracias por pasar.

pd: y de CArlitos Balá te acordas?

Tomás Münzer dijo...

No, andá vos, ni que fuera tan lejos, y encima la entrada es re barata, si es que no te colás :P. Y Carlitos Balá qué tiene que ver??? No, no me gustaba tanto de chiquito. Prefería la isla d elos Twities (si es que se escribe así).

Sil dijo...

Bueno, voy a ir y voy a sacar muchas fotos, ahora que vienen mis vacaciones... ya que no me queres pasar ninguna :(

Y de CArlitos Balá porque era de esa epoca, queria ver si eras un niño aburrido. :P me acuerdo de ese programa, no me acuerdo si se escribia asi, pero ese era mas divertido,es verdad. ;)

Dalma dijo...

pah loca, cuando estaba Flavia yo ya andaba apretando con mi novio contra el muro..., que lo pario

Sil dijo...

Holis WENDY!! que bueno que volviste!! que lindas las experiencias que viviste con tu mamá, y qué importan los deseos si lo más lindo de pedirlos es compartir la magia de creer que van a ser posibles. :)

Espero la canción!!!!

UN beso enorme y gracias por pasar siempre :)

-*-
DALMIS: en serio?? jaja, y está muy bien, no hay que perder el tiempo,por algo sos la más grossa. ¿y también usabas esos pantalones altos, altos?

Que bueno que viniste, un beso enorme ;)

Lolix dijo...

SIL: mucho para decir. Primero qué bueno que a partir de cosas que me pasan o que cuento, puedas escribir tan lindo.

Siento que los tiempos cambiaron y que todas esas cosas se van perdiendo y se perderán mucho más si no hacemos algo. Esa magia de las estrellas, de ir a ver las novias (yo también iba), de los disfraces, de las cosas que hacían las mamás (yo ahora no coso ni un dobladillo).

Mi vieja y yo también teníamos gutsos difrenetes, me banqué una infancia a puro M. Marta Serra Lima y el Trío los Panchos, Alberto Cortés, Estela Raval, Palito Ortega... Sin embargo, cuando escucho ahora a Alberto Cortés (sigue sin gustarme) pero se em estruja el corazón porque me recuerda a mi mamá y a mi infancia.

Respecto de Gigante chiquito, hoy debo estar en un día sensible. Mucho. Porque me acordé de Juancho cuando era tan chiquito que toda mi mano era la mitad de su cuerpo. Pero era tan tan grande, tan sabio, me enseñó tanto a pesar de su pequeñez, que no pude evitar llorar a moco tendido. Así, asquerosamente así. Y sigo lagrimeando. Y me tengo que ir al diario. Ya volvió mi jefe de vacaciones.

BESOS MILES y MILLONES DE GRACIAS.

Sil dijo...

Ah, nono asi no se vale, ahora la que llora soy yo.

AY Lolix(suspiro), que lindo haberte encontrado!!, es verdad que los tiempos cambian y las cosas ya no son iguales a las de antes, pero la esencia perdura, sino mirate vos, no coceras pero compartis jugar, soñar, volves a la infancia permanentemente y eso es lo mas magico y lindo, le trasmitis tus valores, mas afortunado ese niño no puede ser. ;)

Yo también escuche a Maria MArta, es increible como la musica marca, a mi me pasa lo mismo con esa canción de Sergio Denis que a vos te hizo llorar. ( yo tb lloro con esa canción)

Ufa, este jefe...espero que hayas tenido un buen dia. :)

GRACIAS A VOS!!! UN ABRAZO GIGANTEEEE

Horacio dijo...

jajaja, ya andabas revoleando la varita de chica!!!!

fetichista de las varitas

Sil dijo...

jajaja, ha visoto ud? jajaj todo responsabilidad y culpa de las huellas de la infancia jaja.

Gracias por pasar!!!

De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....