domingo, 16 de diciembre de 2007

Razones...

Tarea compleja si las hay... aprender a vivir... afrontando y enfrentando sus diferentes momentos, sus diversas expresiones: aquellas de máxima felicidad, plenitud, magia, satisfacción, alegria; como aquellas de dolor, de esos tan fuertes que estremecen el alma, teniendo que superar las decepciones, las traiciones, las partidas, los vacíos; y sin duda, se hace mucho más fácil cuando en esos andares, hay amigos, manifestacion preciosa y única de amor.

Si bien, "amig@", es una palabra bastante bastardeada, cuando ese sentir es verdadero, es del alma, uno no puede hacer más que agradecer a la vida, al destino, por haberlos des-cubierto en el camino, por haberlos encontrado, y por permitirse seguir compartiendo y creciendo dia a dia con ellos, algo asi como la "hermandad elegida"...

Y la verdad es que a mi no me interesa tener "un millón de amigos" como dice la canción, porque con los que tengo, que siempre están, en las buenas y en las malas, que me bancan con mis locuras y que me aceptan asi, como soy, siendo yo, que no tenes que explicar que dijiste, porque dijiste, porque con sólo mirarte entienden, que no hacen falta palabras, porque nos une ese conocimiento que te deja transparente... con esto no necesito más... y sin dudas ellos son aire puro constante para el alma, la oxigenación permanente para seguir aprendiendo a vivir tanto de sus aciertos, como desaciertos...y seguir intentándolo una vez más...

Gracias por todo y tanto, por "cien palabras, cien razones para no cortarse de un tajo las venas"




2 comentarios:

Tomás Münzer dijo...

Ah, no sé si estarás al tanto, pero esto es una obligación: PRI!!!

Sil dijo...

felicitaciones!! y bienvenido. IGual estas solito aca, asi que doblememte PRI y gracias por pasar.

Mención especial al PRI de Tomas! :)

GRACIAS POR PASAR, MUCHAS GRACIAS.

De re-comienzos…

(…Y caminos) -A veces la indignación es un sendero de migas de pan para volver al camino, ¿no? -Sí, quizás sean el camino mismo....